Residuos Industriales y Contaminación del Agua

Residuos Industriales y Contaminación del Agua

En el siglo 18, La Revolución Industrial transformó el panorama del mundo y redefinió zonas urbanas con fabricas e industrias. roductos como acero, textiles y un mundo entero de productos fabricados se convirtieron en productos de fácil acceso para millones de personas, y la agricultura de subsistencia se volvió mucho menos común.

Desafortunadamente, con esos avances también se presentaron la amenaza más grande para nuestro medioambiente en la historia del planeta: los residuos industriales.

Fábricas, operaciones mineras, plantas eléctricas, y las compañías de fabricación química producen grandes cantidades de residuos formados por sólidos, líquidos y gases. Muchos de los residuos no se desechan adecuadamente. A menudo se botan en los ríos y océanos, y terminan en nuestro medioambiente, envenenando y matando la vida acuática y el ganado que dependen de los ríos y arroyos. También terminan en los sistemas de agua potable y pueden envenenar comunidades enteras con químicos cuyos efectos a veces no se saben por años.

¿Qué Tipos de Residuos Industriales Envenenan el Agua?

La naturaleza de los contaminantes que contaminan las cuencas, las vías fluviales y los suministros de agua depende de la industria que los cree. Entre los peores contaminadores son la industria de minería, plantas eléctricas de acero y hierro, limpiadores industriales, agricultura, plantas eléctricas, la industria de petróleo y gas, embellecedores de metal y hasta la industria alimentaria y de bebidas. Una gran cantidad de subproductos, incluyendo la químicas de PFAS, PCBs y otras “químicas eternas,” metales pesados, petróleo, pesticidas, sedimento y otros fármacos han causado graves daños a lo largo del país.

Estos contaminantes tóxicos suelen ser extremadamente costosos a la hora limpiarlos, y los esfuerzos de mitigación a menudo se dejan para los distritos de agua, municipalidades, dueños de negocios y propietarios de tierras que son víctimas de contaminadores corporativos.

Frazer Onder Environmental Law responsabiliza a las corporaciones y les obliga a encargarse del costo de la limpieza. Sostenemos que aquellos que contaminan deberían ser los que pagan.

Los Metales Pesados y Contaminación del Agua

Los metales pesados como arsénico (As), cromo (Cr), hierro (Fe), zinc (Zn), Plomo (Pb), cadmio (Cd), sobre (Cu), níquel (Ni) y mercurio (Hg) se dispersan por las plantas de fabricación de pintura y tinte, fábricas de textiles, compañías farmacéuticas, fábricas de papel y plantas químicas. Estos se encuentran entre los contaminadores más importantes del medioambiente, y sacarlos de la tierra y del agua es extremadamente difícil y complejo una vez que se hayan difundido.

Hasta pequeñas cantidades de plomo, cadmio, cromo, mercurio y arsénica se asocian con enfermedades cardiovasculares, problemas de desarrollo, enfermedades neurológicas, diabetes, pérdida de audición y enfermedades inmunes y de sangre. Según, La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) y la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC), esos metales pesados también son carcinógenos humanos, conocidos o probables.

Aunque ha habido estudios sobre los efectos de algunos metales pesados específicos, se conoce muy poco sobre el impacto a la salud cuando se combinas los metales pesados, como suele pasar en los residuos industriales. Lo que sí sabemos es que los metales pesados afectan la capacidad del cuerpo de absorber y utilizar hierro, calcio, cobre y zinc.

Compuestos Fenólicos

El fenol y los compuestos fenólicos son los subproductos en las industrias tales como la refinería de petróleo y la producción petroquímica y los grandes procesos de fabricación como la producción farmacéutica, las operaciones de cocción, la fabricación del plástico y resina, fábricas de pintura y tinte, fábricas de pulpa y de papel y la fabricación de productos de madera.

La EPA ha designado los felones como contaminantes de prioridad, y organismos reguladores de todo el mundo han establecido límites estrictos de descarga para el fenol debido a su posibilidad de hacer daño a los seres humanos y el medioambiente. Los fenoles se asocian con efectos de salud agudos y crónicos.

La exposición de largo plazo puede provocar problemas agudos de respiración, incluyendo el paro respiratorio, debilidad muscular, temblores y coma. Pueden ser mortales. También se asocian con la irritación de la piel, los ojos y la membrana mucosa.

La exposición crónica puede provocar problemas gastrointestinales y del sistema nervioso central, además de daños hepáticos, renales y cardiovasculares. Los síntomas de la exposición crónica incluyen la incapacidad o falta del deseo de comer, la pérdida de peso, diarrea, la salivación excesiva, el vértigo y la orina descolorada. Los estudios en animales han revelado problemas importantes en el desarrollo del feto en los animales; y lo mismo puede ocurrir en los humanos.

Petroquímicos

Juegan un papel muy importante en nuestra sociedad porque son esenciales para casi todo lo que hacemos. Son dominantes, y a menudo útiles polímeros, disolventes, fibras y cauchos sintéticos, detergentes y jabones, plásticos, drogas, químicos agrícolas, explosivos y materiales de construcción. Aunque son útiles, cuando se dispersan en el ambiente, pueden ser extremadamente dañinos para el aire, agua y tierra.

Las filtraciones de petróleo, los subproductos industriales, los residuos de depósitos de petróleo, los derrames de los barcos petroleros, el tratamiento de lodos, los residuos del tratamiento de alquitrán de carbón y más contribuyen a las grandes cantidades de contaminación petroquímica en todo el mundo. Estos químicos constituyen la principal contaminante responsable por las emisiones de efecto invernadero que provocan el calentamiento global.

Los impactos ambientales negativos de los petroquímicos no se tratan de ninguna broma. Incluyen el agotamiento de la capa de ozono del mundo, lluvia ácida y contaminación del aire y agua. Acaban con la vida acuática y se acumulan en los tejidos y órganos de los humanos y la vida silvestre, causando daños al cerebro, los nervios y al hígado, defectos de nacimiento, cáncer, asma y trastornos hormonales. La exposición crónica resulta en la irritación de la piel, ulceras y dermatitis alérgica.

PFAS, PFOS, PFOAs

El ácido perfluoroctánico (PFOA por sus siglas en inglés) y el sulfonato de perfluorooctano (PFOS por sus siglas en inglés) son conocidos como compuestos orgánicos fluorados. Forman parte de un grupo más amplio de compuestos conocidos como perfluoroalquilos (PFAS por sus siglas en inglés).

Estos químicos hechos por el hombre, a menudo llamados “forever chemicals” (químicos eternos”), han ganado su fama porque son resistentes a los líquidos y al agua, que quiere decir que no se deshacen en el medioambiente. Sino que se quedan, acumulándose en el aire, el agua y la tierra, y en los tejidos de los humanos y otros animales, causando varios tipos de problemas de salud, incluyendo cánceres, problemas de desarrollo y una lista larga de otros efectos terribles.

Por más que sean peligrosos, las corporaciones siguen fabricando productos usando PFOA y PFOS a un nivel extraordinario. Se pueden encontrar en casi todas las casas en los Estados Unidos. En los años 50, estos químicos cambiaron la forma en que cocinábamos y vivíamos. DePont los usó para crear Teflon, y también se usaron en una gran cantidad de productos para hacerlos resistentes a las manchas, impermeables y antiadherentes. Desafortunadamente, para 1970, enormes cantidades de residuos industriales que contenían PFAS ya habían penetrado los humedales y las vías fluviales.

Casi cada persona del mundo ha sido expuesto a PFOS y PFOA. En 2016, se encontraron PFOA y PFOS en uno por ciento de las muestras del agua potable en todo el país. Ese mismo año, la EPA publicó advertencias de salud para PFOS y PFOA en los sistemas del agua potable, pero no regula estos químicos en el agua potable. Solo el estado de Nueva Jersey ha establecido un límite legal para PFOA.

Impactos Sanitarios de la Exposición a PFOA y PFOS

La EPA ha sugerido que la exposición por encima de determinados umbrales pueden provocar lo siguiente:

  • Efectos de desarrollo
  • Numerosos cánceres
  • Daño al hígado
  • Trastornos inmunitarios
  • Desequilibrio de la tiroides
  • Problemas cardiovasculares

El Futuro del Uso de PFAS

Muchas compañías han empezado a eliminar progresivamente PFOS, PFOA y otros compuestos relacionados a PFAS debido a sus efectos medioambientales. Para muchas personas y para el medioambiente, quizás sea muy tarde.

Otros Químicos de Residuos Industriales que Contaminan el Agua

Uno se marea pensando en los químicos de residuos industriales que han contaminado el agua en el pasado, junto a las toxinas que siguen fluyendo hacia ella.

  • Hace más de cuatro décadas, en Ringwood, Nueva Jersey, Ford Motor Co. tiró más de 35.000 toneladas de residuos de pintura en tierras tribales. La tierra y las aguas subterráneas, propiedades y usadas por el “Turtle Clan” (Clan de la Tortuga) del tribu Ramapough Lenape, sigue siendo envenenadas con arsénico, plomo y otros químicos dañinos.
  • Por décadas en Picher, Oklahoma, la minería de plomo y zinc contaminó un acuífero con plomo y metales pesados. Estas toxinas llegan a los arroyos, lagos y un gran acuífero de aguas subterráneas y siguen poniendo en riesgo a la salud de las comunidades vecinas.
  • En Carolina del Norte, los centrales de carbón han contaminado el agua potable con cromio-6 y otras químicos. Casi 1.000 familias ahora se ven obligados a usar agua embotellada para tomar, cocinar y cepillarse los dientes.

Si bien estas corporaciones que contaminan proveen millones de trabajos, productos y servicios, también son responsables de hacer daño a millones de personas y de destruir un número creciente de hábitats en todo el mundo.

Ciudades, países, estados, distritos de agua, pequeños negocios y operaciones agrícolas se ven obligados a asumir los costos para mitigar los daños y eliminar los contaminantes. Los costos son devastadores.

Frazer Onder Environmental Law se enfrenta a las corporaciones que contaminan nuestra agua. Sostenemos que aquellos que causan la contaminación industrial deberían ser los que asumen los costos, y tenemos los recursos, conocimientos y experiencia para asegurarnos de que paguen.

Llame a Frazer Onder Environmental Law al 800-881-0939. Juntos, estamos dejando un legado duradero, y un planeta seguro para las futuras generaciones.